Los Métodos Invasivos: Amniocentesis, Muestreo de Vellosidades Coriónicas y PUBS

 

Estos tres métodos de recogida de muestras de ADN fetal se denominan como “invasivo”. El término invasivo es un término médico y se refiere a una rotura/ruptura en la piel o en la cavidad corporal interna o mucosa. Estos tres métodos requieren de la rotura de la cavidad corporal interna.

El muestreo de vellosidades coriónicas puede realizar a partir de la 10ª o 12ª semana. El nombre de muestreo de vellosidades coriónicas se debe al tipo de muestra recogida; las vellosidades coriónicas son pequeñas proyecciones que recubren el útero que aumentan el contacto con el suministro de sangre materna. La muestra para esta prueba puede ser recogida por la inserción de un catéter a través del cuello uterino o mediante la inserción de una aguja estéril a través del abdomen.

La amniocentesis se realiza a partir de la quinceava semana. El ginecólogo insertará una aguja estéril en el útero y extraerá aproximadamente unos veinte mililitros de líquido amniótico. Este líquido contiene grandes cantidades de células fetales muertas, dichas células fetales son las que utilizan los científicos para analizar el perfil de ADN del bebé en el laboratorio. El procedimiento en si dura aproximadamente entre cinco y diez minutos, sin embargo se necesita previamente realizar ultrasonidos para determinar la posición del bebé, de esta manera el ginecólogo  se asegura que inserta la aguja correctamente.

Estos dos métodos de extracción de muestras  implican ciertos riesgos. Aproximadamente una de cada cien mujeres que se someten a estos procedimientos sufren un aborto involuntario.

Una vez obtenidas las muestras del bebé el perfil genético del niño se puede desglosar y analizar para la   prueba de paternidad (y también para confirmar la salud genética del feto). Sin embargo debido al riesgo de aborto involuntario algunas mujeres embarazadas, si solo necesitan determinar la paternidad durante el embarazo, optan por no someterse a estos métodos prenatales invasivos y optar por esperar a que el niño haya nacido para someterse a la pruebas de paternidad postnatal. La prueba de paternidad postnatal está exenta de riesgos, la muestra de ADN se recoge mediante un hisopo oral que se frota suavemente por el interior de la boca del recién nacido. Posteriormente se envía el hisopo al laboratorio para el análisis.

Pruebas de paternidad post-natales

La toma de las muestras en las prueba de paternidad post natales es bastante simple. Para la toma de las muestras se utilizan hisopos orales o bastoncillos de algodón ya que es la manera más rápida. Tan solo se deben frotar ligeramente durante un par de segundos los hisopos por el interior de la boca del recién nacido para poder así recoger muestras de ADN de las células del interior de la mejilla.

La paternidad es un tema que crea mucha discusión. Cada año se realizan en los EE.UU varias decenas de miles de pruebas de paternidad. La paternidad de un niño puede determinarse antes de nacer (con la prueba de paternidad prenatal) o después del nacimiento. La prueba de paternidad durante el embarazo  es bastante más compleja ya que requiere procedimientos completamente diferentes para la de toma de las muestras de ADN.


Esta pagina utiliza cookies. Mas informaciones sobre el uso de las cookies.